Pedro Peciña de El Vino Pródigo: su visión sobre la campaña 2018 y la situación vitivinícola actual

Pedro Peciña Gil es un enólogo con gran experiencia (24 vendimias) que antes de iniciar su propio micro-proyecto, El Vino Pródigo, en el año 2014, realizó más de 15 elaboraciones para otras bodegas, tres de ellas en Rioja, por lo que podríamos decir sin miedo a equivocarnos, que tiene la suficiente capacidad para hacer un análisis ponderado sobre la manera en la que ha evolucionado la viña en Rioja en este año 2018, como se acerca la campaña de vendimia y otras consideraciones sobre la situación vitivinícola actual.

Desde su observatorio particular que son las viñas de El Vino Pródigo, contesta a nuestras preguntas y trata de resolver nuestras dudas sobre el presente y el futuro vitivinícola de una de las regiones elaboradoras más importantes del mundo.

VP2.png

¿Cómo ha venido la climatología desde la vendimia del año pasado?

El invierno ha sido muy frío y lluvioso, además de algunas nieves, que han venido muy bien para almacenar la savia en las raíces, ya que yo hago una poda tardía, en febrero. Es positivo porque también se ha creado una reserva hídrica importante y necesaria, ya que el estrés hídrico de campañas anteriores era excesivo.

Siguiendo la tónica del invierno, la primavera ha sido lluviosa y fría. En mayo estábamos con temperaturas bastante frías todavía, que retrasaron bastante la floración. Este retraso también debe atribuírsele a las pocas horas de sol.

Sin embargo, el verano ha sido un verano normal. Empezó algo tardío, pero, sobre todo en el mes de julio, sí ha tenido temperaturas normales para la época El problema han sido las tormentas que han traído bastante granizo en zonas localizadas, pero como hubo varias, hay diversas zonas afectadas.

Globalmente, el año ha sido en general “como los de antes” invierno y primavera lluviosos y fríos, y verano caliente, aunque las tormentas han influido bastante negativamente. La maduración de la uva lleva un retraso de unas 3 semanas con respecto al año anterior, tomando así fechas “lógicas” previstas de vendimia.

¿Cómo ha afectado esta climatología a tus viñas?

Mis 3 viñedos están en un radio de 5 km, y aunque están a diferentes alturas y en diferentes ubicaciones, no hay grandes diferencias en cuanto a la influencia del clima sobre ellas.

Hay restos de la tormenta de granizo en todas ellas, no para decir que ha sido “un problema gordo” aunque se ven granos de uva afectados en todas las zonas.

¿Qué tendría que ocurrir para que se diera una mala vendimia para El Vino Pródigo?

Pues grandes lluvias, que afortunadamente no se preven, que harían que hubiera una masiva presencia de botrytis (podredumbre de la uva provocada por la humedad ambiental), o tormentas de granizo que destrozarían los granos de uva, y también las hojas, que ahora están trabajando a tope para hacer la fotosíntesis. Los grandes vendavales tampoco nos vienen bien, ya que rompen los sarmientos.

VP1
¿Qué tendría que ocurrir para que se diera una buena vendimia para El Vino Pródigo?

Que haya un clima fresco por la noche (12-14ºC) y caluroso por el día (rondando los 30ºC). Que los días sean soleados y que nuestro “viento Norte” haga su trabajo todos los días, haciendo labores de limpieza de infecciones sobre todo de botrytis (ver arriba) y el mildiu (enfermedad de la vid provocada por un hongo).

¿La situación es igual para toda La Rioja?

En La Rioja la situación es desigual, ya que las zonas afectadas por las tormentas tienen muchos problemas con el mildiu, y hay zonas en las que el granizo ha dejado viñedos prácticamente con producción cero y lo poco que hay es de muy mala calidad.

¿Puede la buena viticultura revertir o equilibrar una mala campaña climatológica-mente hablando?

Si, el trabajo en viña es muy importante. Ahora mismo, es muy importante llevar a cabo la vendimia en verde (descargar a las cepas de carga innecesaria de uva) y sobre todo un buen “deshojado” buscando sol, y sanidad para la buena entrada de aire fresco, y eliminación de focos de humedad.

Un bodeguero pequeño ¿tiene menos herramientas que uno grande a la hora de enfrentarse a una climatología adversa o afecta a todos por igual?

Yo siempre busco la mínima intervención y la mínima utilización de productos fitosanitarios (sustancias químicas fungicidas e insecticidas). Por un lado por un tema de ahorro económico, que es indiscutible, y por otro, por buscar la máxima “naturalidad” de los vinos, algo también evidente.

Una gran bodega, utiliza tratamientos estandarizados, y usa productos fitosanitarios por norma, sin mucho criterio, y sin valorar otras opciones. Gastan mucho dinero buscando una clonación de uvas, y no están atentos a las necesidades de cada parcela.

¿Qué fechas barajas para la vendimia 2018?

Probablemente primera semana de octubre.

VP3

¿Qué opinas del cambio climático? ¿Lo estás observando en tus viñas?

Esta va a ser mi vendimia numero 25 y he escuchado muchas historias de cuando se vendimiaba con nieve y se llegaba a noviembre vendimiando.

En mis 25 años en el mundo del vino, obviando este año que viene muy tardío, se ha adelantado de media unos 8-10 días. Antes siempre se estaba en el Pilar vendimiando, y el año pasado el 30 de septiembre tenía ya la bodega limpia y recogida.

Todo esto es consecuencia de varios factores, entre ellos, por supuesto, el cambio climático.

Para encontrar el punto óptimo de vendimia, hay que encontrar el equilibrio entre tres factores muy importantes: azúcar, acidez y maduración fenólica (color, astringencia…). El problema del cambio climático es que si buscas llegar al punto óptimo de azúcar, la acidez estará demasiado baja y la maduración fenólica no habrá llegado.

Es difícil que los tres factores coincidan, si llega y se encuentra ese momento, es la vendimia perfecta.

Los criterios de vendimia que había hace 30-40 años eran diferentes a los de ahora, y por supuesto las cargas de uva en cada cepa, así como los objetivos que había para cada vendimia. Por eso es difícil comparar la vendimia de ahora con las de antes.

Ahora tratamos de producir 7000 kg por hectárea, buscamos suelos pobres, y vendimiamos en verde. Si le hablara a mi abuelo de que vendimiamos en verde nos trataría de locos. Antes se buscaba producir mucho, en suelos de huerta, y dando una carga excesiva a la cepa, por eso llegaban a noviembre, el problema es que todavía no se había llegado al punto de maduración.

En definitiva, creo que en los últimos 20 años sí ha habido un ligero adelanto de la vendimia pero insisto, hay muchos criterios que han influido.

VP4

La viña es uno de los cultivos que tradicionalmente se ha adaptado mejor a todo tipo de climas y terrenos ¿Podrá enfrentarse al cambio climático actual?

El objetivo es producir viñedos de calidad.

Si tenemos claro ese objetivo, obviamos las grandes producciones, y estamos encima de la cepa, creo que haciendo un trabajo correcto, se puede adaptar perfectamente.

En cualquier caso e independientemente de que consigamos adaptar el viñedo ¿Crees que se puede hacer algo para revertir el cambio climático o ya no nos queda más alternativa que adaptarnos?

Como agricultores, contra el cambio climático poco podemos hacer para revertir este proceso. Podemos esforzarnos en adaptar la viña al mismo, intentar eliminar la utilización de sistémicos que afectan a los suelo, y los ríos, y por supuesto, a las personas.

Como individuos todos podemos hacer por el cambio climático, cuidando los mares, los ríos, y reciclando lo máximo posible. Pero eso esta en la mano de cada uno.

¿Crees que se acabará arrancando viña y plantando cepas más resistentes? ¿Las hay?

Para mi las mejores cepas son las que tienen mas de 30-40 años. Creo que una cepa es como las personas, a medida que se hace mayor hace todo en menos cantidad, pero de más calidad.

Una cepa joven es vigorosa pero sin criterio y desorganizada, a medida que una cepa se hace vieja, se auto-regula y se adapta mejor a los cambios, ha aprendido a tener la despensa llena para cuando vienen mal dadas.

Creo que buscar genéticamente cepas más resistentes iría en contra de la calidad. Si me garantizan que sigue la misma calidad, adelante con las más resistentes.

VP5.png

¿Estamos abocados a vinos que no bajen de los 15º? ¿Es eso necesariamente malo?

Cierto es que es un problema encontrarnos con vinos de 15º, no son agradables ni de calidad, al menos a mi gusto y criterio del concepto de un Rioja, pero yo recuerdo los vinos de Cariñena hace 25 años con 16º inbebibles y desagradables, y sin embargo ahora tenemos garnachas viejas con 14º que están increíblemente ricos ¿Qué ha cambiado? Pues saber cultivar teniendo en cuenta donde están nuestros viñedos, que variedad tenemos y que posibilidades nos da para trabajar.

Como todo, hacer las cosas bien y con criterio, y tener claro que nuestro objetivo debe de ser siempre calidad, y no cantidad.

Defíneme tu posición respecto a estos conceptos:
Cultivo en ecológico ¿verdad o herramienta de ventas?

Herramienta de ventas en la gran mayoría. Realmente, no conozco ningún vino ecológico que sea mejor que otro de la misma zona o de la viña de al lado que no sea ecológico.

Para mí, si me quieres regalar una botella, que sea “no ecológico”.

Biodinámica ¿cosa de brujas o hay algo de verdad en ella?

En la biodinámica es un poco lo mismo, estoy de acuerdo que la biodinámica influye en el vino y en el viñedo, la pregunta es… ¿mejora esto algo los vinos? Yo considero que no. También hay mas nacimientos en luna llena, nos crecen mas las uñas, el pelo ¿Y esto es mejor o es peor? Creo que indiferente.

¿Aplicas alguna de estas filosofías/técnicas? Razona el porqué

Sí que es cierto que hacer una trasiega de vinos, ya le oía a mi abuelo que era mejor hacerlo en días de luna llena. No se si por superstición, pero siempre que puedo, lo hago así.

Aunque comparar es imposible, saber como estaría ese mismo vino si lo hago con luna menguante, no se puede saber. Hay muchos más tratamientos biodinámicos, pero he de reconocer que como es algo que no me interesa mucho, tampoco le he prestado mucha atención. Considero que tampoco tengo mucho criterio para poder opinar. Digamos que no trabajo en base a ello, pero si puedo elegir, y las circunstancias lo permiten, en cosas como la trasiega de los vinos, sí que aprovecho la luna.

Del resto nada.

Pues así es Pedro Peciña Gil, claro y meridiano, con el criterio muy colocado y ajustado. No es de extrañar que sus vinos estén tan equilibrados y tengan esa armonía que les da la sabiduría de las cepas de las que proceden, sabiduría respetada en bodega porque si Pedro Peciña Gil tiene dos máximas, ésas son:

Vinos sin enología. Vinos sin tecnología

Placeres Sensoriales 2017

Placeres Sensoriales o dejarse seducir por la fruta fresca

©Mara Funes Rivas – Agosto 2018

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.